viernes, 29 de junio de 2012

Soneto a la melancolía

No pensé que tan mal quedaría.
al ver que mi dulce amor partía,
pues hoy que se aleja de mi vida,
en mí enmudece lentamente la lira.

Aún recuerdo todavía.
que "te amo" le decía,
y cuando ella me sonreía,
la tristeza de mí corría.

Hoy los labios me mordían.
para no decirle "te amo todavía",
pues aunque ella es mi vida,
la dejé ir pues sin decirlo me lo pedía.

Hoy con una lágrima y sin compañía.
pierdo ya la esperanza de que un día,
vuelva a mis brazos la amada mía,
y no sea esta, su última poesía.

martes, 19 de junio de 2012

Amor y sufrimiento


El silencio, compañero de la noche, que solo lo interrumpe los suspiros de recuerdos que a duras penas emite el alma, mientras agoniza tu ausencia, y se pregunta ¿Porque no estas aquí? ¿Por qué no vuelves?

Mientras tanto te pienso, linda, dulce y alegre; de piel aterciopelada, impregnada por ese sutil aroma que se obtiene en los campos de alcatraces.

Será que tanto te extraño, que pienso en aquel día que te vi y que se paralizaron mis sentidos al ver tu silueta, ese sentimiento que me envolvía e invadía solo al verte, un fuerte palpitar dentro de mi capaz de mover montañas y de hacer cosas imposibles e inimaginables.

Desde que te alejaste solo me consuela la luna, que alumbra mi rostro humedecido, por las lágrimas que llevan tú nombre. A la cual pregunto por ti y el porque de no merecerme tu amor; pero ni ella ni nadie me da la respuesta, que habré hecho mal, a caso seré merecedor de esta gran pena.

Será que no oyes mi llanto, será que no ves mi anhelo. Tal vez mi amor nunca te convenció, tal vez nunca merecí amarte; quisiera cerrar el libro del recuerdo, dejando paso al presente, encontrando el amor verdadero igual al que tú pudisteis darme.